iPan

Es la nueva funda protectora para tu iPhone. Está de moda y todo el mundo la usa. Es muy graciosa porque parece un panecillo de verdad, hasta tiene un compartimento con migas para que las suelte cuando lo agitas. iPan viene con una recarga gratis, después puedes comprar más a través de la tienda itunes.

Recuerdo cuando veía los anuncios de navidad para niños donde se anunciaban esas muñecas que decían “mamá” o que se tiraban un eructo y yo pensaba “qué tontería”… y ya veis, ahora soy yo el que me ilusiono  con esta tontería. Y es que ser feliz cada vez cuesta menos. El otro día pude ver a un obrero que había envuelto su iPan en papel albal y le gastaba una broma a su compañero a la hora de la comida ¡cómo reían los dos!

Unos meses después llega por fin el prototipo al mercado. Ha sido mucho trabajo y muchos momentos duros con la administración, con sanidad y con Apple, pero la recompensa es infinita.

Para terminar la trilogía del delirio iPan, podemos observar aquí la versión china, más barata y de inferior calidad. Un chiste chino, vamos.

Cortesía de mi amigo Miguel Guzmán, gran creador y explorador.

Se toca pero no se mira

Es una atracción de feria, de esas donde te puedes comprar un algodón de azúcar rosa y subirte a una montaña rusa cochambrosa regentada por un gordo al que jamás se le ha visto sonreír. En este cajón puedes meter la mano y tocar a una persona completamente desnuda y cuya identidad nunca conocerás. Es esta persona de dentro de la caja la que paga el euro que cuesta la atracción.